miércoles, 16 de mayo de 2012

Participación en el Camino del Caballero del Chastel Pelerin Mayo 2012

     Una vez más participamos del Camino del caballero con nuestros amigos del Chastel Pelerin y todos sus invitados. Para un humilde soldado peregrino este es un verdadero episodio en sus vidas. Porque los instructores de Peregrinus Albus entrenamos a cada uno de nuestros peregrinos como si fueran realmente Caballeros.


     Como tales representan la élite en el campo de batalla medieval, por lo que en la Sala de Armas del CEME se aprenden los principios legados de la Lucha Greco-Romana, el uso de las Armas Auxiliares, el uso del Escudo, las Astas, Hachas, Mazos y las Espadas. Pero esto es sólo el principio, porque Peregrinus siempre está en movimiento y para poder completar el entrenamiento de un caballero aun nos hace falta conocer la lucha con Armadura Completa y la Lucha a Caballo. ¿Quién sabe qué nos depara el destino? De ser así, podríamos decir que habremos cumplido con todas las disciplinas que se pueden apreciar cuando uno lee los manuales de esgrima que sobrevivieron a la historia desde aquellos días.

    Pero también trabajamos las armas a distancia, y para eso tenemos encuentros regulares de Arquería Histórica con Juan Pablo Doncel de Arquería x10. Al ser la élite, debemos conocer todas las disciplinas, no solo de los manuales de esgrima sino también del Campo de Batalla. Prontamente también introduciremos la Guerra de Asedio y su maquinaria.

    Un caballero no sería nada sin su equipamiento, lo que lo convierte en el tanque de la antiguedad. Un poderoso gigante, montado, bien protegido y con un arsenal para combatir a cualquier enemigo. Su habilidad, transforma estos simples objetos en mortales elementos de guerra. Por eso, los talleres de preparación de equipamiento también evolucionan a la par del entrenamiento, y cada miembro se va dotando de todos los recursos necesarios para entrenar y eventualmente marchar a la batalla.

    El "Camino del Caballero" fue una presentación particularmente satisfactoria para quien les habla, pues por primera vez se han presentado en un evento interactuando con el público todas las generaciones de peregrinos, hasta los miembros más recientes. Aquello que les fue enseñado en la Sala de Armas, fue fielmente transmitido al público; deseoso de participar y que tuvo su oportunidad durante el encuentro. Aunque el tiempo es sanguinario y sólo nos permitió compartir lo elemental, pudimos transmitirles lo mismos primeros pasos que se le enseñan a un miembro cuando comienza con nosotros.



    Como si fuera poco Fernad Trobb, uno de nuestros miembros más antiguos, participó del evento en la demostración con armas de metal por primera vez... y utilizando su propia arma. Esto es destacable en dos aspectos, primero demuestra que el aprendizaje con armas de madera previo mejora el uso de las armas de metal llegado su momento, y que esta disciplina se puede practicar de forma segura y técnica sin correr ningún accidente; derribando los prejuicios de los que opinan que esta es una actividad peligrosa. Y en segundo lugar, el practicar con el arma de metal claramente ofrece una sensación abismalmente diferente a cualquier otra experiencia: nos acerca desde todos los sentidos a la vivencia medieval. El ruido del metal, los pequeños destellos de luz sobre la hoja y la vibración del material.


    Hoy estamos orgullosos de haber formado esta escuela, y ver que nuestros miembros mejoran día a día disfrutando cada vez más de las actividades propuestas. A sólo un paso de cumplir dos años con la Sala de Armas y con tres generaciones de peregrinos en entrenamiento, les decimos Gracias por seguir fielmente los pasos de estos instructores en el Camino del Caballero. Son para nosotros nuestros Hermanos de Armas, el alma que moviliza esta escuela de esgrima.

Semper Fidelis!

Sir Martin Farhill
Portavoz de Peregrinus Albus