Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2016

Un día único gracias a Peregrinus Albus (Marisa García)

Imagen
El sábado 9 de abril de 2016 será irrepetible en mi vida. Tal vez vuelvan a suceder las mismas cosas alguna vez, pero ya no tendrán el mismo significado. Nos levantamos temprano en casa. Martín -Sir Martin- fue a la Cueva a encontrarse con Facundo y juntos tomaron todo lo que ya habían preparado el día anterior -telas, maderas, pieles, folletos, armas, vestimenta recreacionista, pufff- para llevarlo a Avenida de Mayo. Allí se encontraron con María Paula, quien había llevado otras tantas cosas desde la Taberna. Cuando estuvo el armazón listo, Martín volvió a buscarnos a Migue -nuestro hijo- y a mí, que ya estábamos preparados para continuar -que no empezar- la aventura. Mientras los chicos preparaban todo en la calle, Migue y yo estuvimos ensayando el uso de la pandereta y los versos finales de la cuarta tirada del Cantar de Mio Cid. Y es que la siguiente parada a la que me acompañarían consistía en recitar las primeras cuatro tiradas del poema frente a la clase de Literatura Española…