Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2018

23 de junio: Encuentro marcial y cultural en Villa Cerini

Imagen
El sábado 23 de junio viviremos un sábado diferente en la Sala de Armas de Peregrinus Albus, ya que a partir de las 16 hs. recibiremos la visita del Campamento Medieval de Aldeanos Peregrinos, y a todas las personas que deseen acercarse a disfrutar de todas las actividades que estamos preparando.


Como escuderos de la Fortaleza Cerini, los invitamos a participar de un entrenamiento en las diferentes armas cuyo uso debía conocer todo caballero en la Edad Media: espada, escudo, lanza, puñal y... armadura. 



El encuentro comenzará a las 16hs en la confitería del club, con la presentación de nuestros juglares, quienes evocarán historias pasadas de armas y de armas tomar, rimadas, narradas, cantadas.




A las 18.15hs, el Heraldo convocará a las armas para dar comienzo a la clase abierta al público, con la propuesta de un recorrido de postas temáticas en grupos. Cada posta presentará una nueva arma con ejercicios propios.


Mientras tanto, ofreceremos una charla interactiva sobre armas y…

El escritor del puñal

Imagen
Eze forma parte de los miembros de la Sala de Armas de tercer nivel, en la clase de Avanzados. Le pedí que escribiera acerca de su experiencia personal en el entrenamiento con cuchillo, ya que lo noté -desde afuera- mucho más seguro en su uso. Así que, con su peculiar sentido del humor, armó este texto. ¡Gracias, genio!

Isabela.-

El escritor del puñal
Mi primer contacto con el cuchillo fue con la mirada. El Oso nos dijo que aprovecháramos los descansos para observar a los niveles más avanzados y así tener una idea de a qué podíamos aspirar. Entre tantos espirales con los brazos y vertiginosos movimientos, la idea del cuchillo era bastante clara: Es un palo más corto que el palo más largo... Emmm, bueno... no tan clara.
Cuando al fin empecé a entrenar con el cuchillo, los primeros ejercicios aún resultaban algo crípticos: la finalidad de tirar golpes al aire de larga trayectoria y defenderlos con un cuchillo parecía ser simplemente generar los *toc* característicos del golpeteo de madera…