jueves, 21 de enero de 2016

Evento solidario: Ayudanos a donar tu libro para el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez

A comienzos de este año nos hemos puesto en contacto con Cecilia Gallardo y Luigia Lázzara, jefa y subjefa del Servicio de Voluntarias del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, con quienes concordamos en realizar una donación de libros para niños y jóvenes en febrero. Nos contaron que los chicos internados tienen hasta 18 años, así que buscamos obtener una gran variedad para que todos puedan encontrar una lectura de su interés.

Nos alegra decir que en pocos días hemos juntado 53 libros para donar. Sin embargo, las chicas del Servicio de Voluntarias nos cuentan que, al ser un hospital de agudos, los pacientes se encuentran en su gran mayoría en cama, conectados a vías o aparatos que controlan sus distintas funciones, por lo que directamente se dan los libros a cada niño, ya que sería imposible trasladarlos a una biblioteca. Por otro lado, al tener casi siempre patologías graves, no pueden exponer a los chicos a nuevos contagios, por lo que quien reciba cada libro será su nuevo dueño.

Con esto, entendemos que debemos esmerarnos más en la colecta de libros, ya que las internaciones suelen ser muy prolongadas, y un solo libro para el ávido de lectura es agua entre los dedos.

Imagínense ustedes... quien pasó por una enfermedad grave, por una operación, por una recuperación en cama, conoce la sensación de congoja, de soledad, que suele invadirnos, más allá de que estemos evolucionando favorablemente o estemos bien acompañados. Un pequeño gesto de un desconocido, tal vez, podría aliviar por un momento los malos pensamientos que pueden invadirnos en estados de vulnerabilidad. Una historia, un cuento, un libro de chistes, unos acertijos, pueden incentivarnos a soñar fantasías, a crear mundos llevados por la mano de estos autores, a inventar los propios, a conocer hechos reales e investigaciones, a buscar desafíos que nos movilicen.






¿No es mucho lo que puede conseguir un solo libro que donemos?

Por eso, te invitamos a colaborar con nosotros. A quienes traigan sus donaciones a la Sala de Armas los días martes y sábado les brindamos a cambio una clase de Esgrima Medieval de manera gratuita. Seguiremos recibiendo las donaciones hasta el sábado 6 de febrero, ¡así que les pedimos que cuanto antes se pongan en contacto con nosotros todos los que tengan interés en participar! Pueden hacerlo por aquí, en nuestra página de Facebook, o a contacto@peregrinusalbus.com.ar

¿Y por qué lo hacemos?

Desde sus inicios, Peregrinus Albus se consideró un campamento itinerante cuyos miembros, peregrinos en la vida, encuentran allí su lugar. Algunos están solo por un breve tiempo, el cual sienten suficiente para conocerse a sí mismos un poco más. Otros afianzarán con el correr de los años y de los obstáculos que vayan encontrando -ya sea propios o del grupo- el sentimiento de pertenencia, el sentido del honor que es necesario para dar tanto por el solo placer de compartir con otras personas diferentes momentos: descubrimientos, saberes, deporte, adversidades, risas, consejos, desafíos, logros...

En nuestro Código de Caballería, escrito en el Manual de Esgrima que todo miembro del C.E.M.E. puede ver, aparecen algunos artículos que queremos destacar:
3) Protegerás al indefenso, aún cuando te veas forzado a la contienda;
6) Harás Justicia bajo el derecho de tu linaje, sea con la palabra o la espada;
7) Al actuar lo harás siempre con honestidad, humildad y decencia.

De alguna manera, quienes formamos parte del Consejo de Lanzas de Peregrinus Albus sentimos como una misión llevar esos valores a la acción, y por ello es para nosotros un gran placer, pero también una necesidad, colaborar. Los niños y los ancianos, los dos extremos de la vida, así como quienes se encuentran padeciendo una enfermedad, son los seres que más necesitan de nuestro esfuerzo para sacarles una sonrisa que tal vez les brinde un poquito más de energía, y con ello renovadas ganas de luchar por una mejor calidad de vida.

Cuando las puertas se nos abren, entonces allí estamos, sin dudarlo. Por ello, querido lector, si sabés de algún lugar al que podamos acudir con nuestras actividades, no dudes en avisarnos. Y si te gustaría formar parte de este equipo, ya sea por compartir las clases de Esgrima Medieval o por ser parte del Campamento, estamos esperando tus palabras.