miércoles, 8 de abril de 2015

Nace una nueva espada

Cristian, quien comenzó su entrenamiento en Sala de Armas del CEME hace apenas medio año, ya es uno de nuestros miembros más activos. No solo ha participado de las actividades internas del grupo, sino que es uno de los nuevos partícipes del Círculo Histórico, colaborador de eventos públicos, y ya ha comenzado a trabajar su propia espada en el Taller de Madera del Peregrino. Nos cuenta cómo fue la experiencia:




¿Qué me pareció el taller?

Bueno, como te comenté, no es mi primera vez encontrándome en talleres, o enfrentándome a herramientas –aludía a su paso por la escuela industrial-, así que para mí fue no solo recordar que me agrada trabajar con madera y poner a prueba otros conocimientos en lo personal, sino que también, desde un punto objetivo, fue sencillo. Obviamente esto es para que quien no tuvo experiencia pueda desempeñarse de manera efectiva y tranquila. Me pareció también directo, porque por más que cada quien maneja sus tiempos (al igual que ocurre en la Sala de Armas) se propusieron objetivos claros a completar en el taller. E instructivo, ya que, como Martín mencionó, brinda no solo la posibilidad de trabajar en el taller, sino también el conocimiento para encarar de manera propia algo fuera del mismo y llegar a ser proactivo con el conocimiento. Como se habló en la reunión del Círculo Histórico, eso a mi entender es necesario: “proactividad” y un poco de “autodidactismo”, si es que existe esa palabra, para completar un proyecto y poder compartir con el grupo el progreso.


Mencionaste que cada quién maneja sus tiempos, ¿cómo es eso?

Personalmente, con todas las máquinas que usé ya estoy familiarizado, y en realidad, es mejor ir lento si nunca manejaste determinada máquina. Es no tener miedo, solo respeto, y tomarlo con calma.


¿Alguna vez se te ocurrió antes darle este uso a tus conocimientos?

Sí, para ser honesto. Pero cono en su mayoría soy autodidacta, y como siempre es para mí, lo pospongo.


¿Sentís que te sirvió el taller?

Sí, porque por más autodidacta que uno sea, o por más conocimiento previo que tenga, ayuda que haya alguien que te guíe en los primeros pasos. Es más, adelante veré hacer una espada estilo vikinga para mi.


¿Volverías a participar de este tipo de talleres?

Sí, creo que de momento sería en lo que más podría ayudar al grupo. Dando una mano por esa parte.


¡Gracias, Cristian, por tu buena onda y por tu ejemplo!

Marisa Fernanda García 
Consejera Diplomática de Peregrinus Albus