lunes, 28 de octubre de 2013

Reseña sobre Nuestro Proyecto Conjunto en la Escuela Técnica N1 de Escobar

     Este año tuve la necesidad personal de llevar adelante este proyecto tan pronto como nuestra Consejera Diplomática Marisa hizo de puente con Inés. Simbolizaba para mi una deuda pendiente, un sabor amargo en la enorme lista de cosas que quienes tienen la responsabilidad de dirigir un grupo como este van acumulando a lo largo de los meses que pasan.

     Se nos ha dicho desde la concepción de Peregrinus que este sueño no iba a prosperar. Que esta actividad está destinada al fracaso si no se vuelve algo comercial. Que nadie tendría interés fuera de ser un entretenimiento de fin de semana y que fuera del ambiente medieval no había futuro alguno. Pero siempre supimos que nuestro camino estaba marcado por el aspecto cultural de la actividad, y que el valor agregado que pudiésemos ofrecer era la punta de lanza que nos abriría camino donde nadie más se atrevía aventurarse.

     Decidimos seguir pese a todo obstáculo. Hoy hemos dado otro gran paso hacia nuestro objetivo. Y con mucho orgullo digo y ratifico una vez más que la satisfacción de ver un espíritu que se ilumina no la reemplaza ninguna otra sensación del mundo.

     Al abrir mi correo, me llenó de orgullo ver la respuesta de un alumno al cuestionario guía que complementó el primer encuentro en la institución. Era el análisis de una película a elección en base a lo que los chicos habían escuchado contarles en ese encuentro sobre las armas y las armaduras en la Edad Media. Y no solo se limitó a detallar todos los aspectos de la película que asoció a la charla, sino que además hizo un análisis táctico sobre el uso de las armas y las estrategias con un contenido de opinión personal destacable. Es un trabajo tan completo que es digno de presentarse en cualquier entorno académico. A nuestro entender habla por si mismo, quiere decirnos mucho más de lo que nosotros imaginábamos en un principio. Es un mensaje que nos marca a fuego: "este es nuestro camino!!!".

     Con mucha humildad pidió disculpas por no enviarlo antes, hablándonos sobre todos los exámenes que había tenido. Solo puedo pensar en este momento cuánto debió representar para este alumno nuestra presencia; que pese a todas sus obligaciones de estudio se tomó un tiempo para ofrecernos todo este trabajo. Pienso en toda esa gente que los imagina como chicos que solo quieren perder horas de clase y me da mucha rabia. Pienso en toda esa gente que cree que el colegio es una institución perdida y que los chicos no aprenden nada hoy en día. Y pienso en toda esa gente que cree que los chicos no tienen capacidad. A todos ellos les digo que están muy equivocados. La educación de hoy solo necesita una injección de motivación. Creemos que en la actualidad los chicos, jóvenes y hombres que comienzan a volverse grandes no son bien comprendidos por un sistema que mantiene estructuras que en otro tiempo funcionaron bien, pero que no pudieron evolucionar a la par de los tiempos que corren.




     Peregrinus Albus nació con el objetivo de convertirse en un puente. Nuestro esfuerzo radica en generar un espacio donde el orador y el oyente no sean dos aguas enfrentadas, sino complementarias. Donde todo aquél entusiasta pueda participar a la par del mayor erudito en la materia siguiendo un objetivo común. Quienes estamos desde los primeros días tratamos de transmitir esta sensación de que todos podemos alcanzar nuestros deseos con esfuerzo y dedicación. A diferencia de otras épocas, la actividad cultural ya no está restringida a un selecto grupo de conocedores. Internet ha colaborado enormemente en nuestra investigación, y la innumerable cantidad de material impreso y digital que disponemos en la actualidad ha roto la barrera del tiempo y la distancia. Debemos entender que ya no aprenderá necesariamente quien asista a una institución educativa, sino quien sea motivado a hacerlo y se le suministren las herramientas necesarias.

     La Escuela Técnica Número 1 de Escobar, a través del apoyo incondicional de Inés Cordonnier como enlace del proyecto, se ha atrevido a romper este paradigma fomentando actividades y espacios alternativos que despierten en los chicos esa llama inspiradora que los motiva a desear saber, animarse por sí mismos a querer más y aventurarse a lograrlo. Nuestra presencia allí fue principalmente motivacional. Y fue tan así, que en este segundo encuentro vimos rostros conocidos quedándose no sólo a una charla, sino a las dos actividades programadas del día. Al recibir las consultas advertimos que estos chicos no sólo prestaron atención, que hicieron un autoanálisis entre los encuentros, sino que además poseen una capacidad asombrosa. No nos dejemos engañar y no subestimemos la capacidad de las futuras generaciones.




     Por nuestra parte seguimos apostando a romper la barrera que impone un museo entre la historia y sus entusiastas. Jamás subimos al estrado que aleja al orador de su público. Nosotros venimos a romper barreras; y las derribaremos una a una sin descanso. Nuestros rastreadores nos acercan el llamado de todos aquellos que no son escuchados, y estos peregrinos marchan hacia los rincones más inciertos en respuesta a ese llamado. Creemos que es nuestra responsabilidad, y nuestro deber social transmitir la llama que alguien despertó en nosotros mucho mucho tiempo atrás por la Edad Media. Somos felices solo con inspirar a un espíritu en búsqueda de su camino. Un camino que también comenzamos a recorrer algún tiempo atrás y hoy se vuelve más claro paso a paso.

Semper Fidelis!

Sir Martin Farhill
Portavoz de Peregrinus Albus