lunes, 16 de julio de 2012

Reseña sobre la Cena de Aniversario de Peregrinus Albus

     El pasado Sabado celebramos el segundo aniversario de nuestra agrupación en una humilde pero cálida reunión interna para los miembros. Para quienes trabajamos detrás del telón día a día para fomentar estas actividades, fue sumamente grata la enorme asistencia. La familia cada vez crece más, y prontamente deberemos ampliar el espacio para que todos puedan participar.

     En esta oportunidad servimos un menu de invierno que consistió en una entrada de Pan de Pescado, un pudding fresco de Berenjenas con Salsa de Hierbas sobre un pan de puerros y pollo agridulce con un pan de jamón y tomillo. Luego se sirvió el plato principal de guiso de carne a la mostaza con hongos y guiso de legumbres. Finalmente, de postre se presentaron dos tartas frescas de cítricos. Como siempre advertimos, la comida del Mesón del Peregrino es ambientada en el espíritu medieval, pero adaptada al paladar moderno para que todos puedan disfrutarla.

     Es un orgullo para nosotros haber podido unir en este día festivo alumnos de todas las categorías, edades y sexos. Peregrinus Albus busca fomentar este ambiente integrador y familiar que existía en aquel espíritu de hermandad de los Caballeros de la Edad Media. Agradecemos enormemente la presencia del padre de Gustavo, primer familiar aventurero en sumarse a este tipo de encuentros y compartir junto a su familia aquello que los hace feliz. Fue un honor haberlo tenido presente y que haya aceptado participar con nosotros de nuestra próxima presentación: "Encrucijada".

     Tuvimos también el privilegio de contar con la presencia de Doña María que nos presentó su nuevo instrumento: una Zanfona española. Pese a su esfuerzo por hacer de estos soldados peregrinos unos aceptables acompañantes musicales, quedó demostrado que el esgrima es lo nuestro. Igualmente, tuvimos buenos percusionistas y pandereteros que salvaron nuestro honor. Fue emotivo, ilustrativo y placentero haber entrado en contacto con parte de nuestra historia y ver que muchos de nosotros tengan este espíritu  investigativo y recreacionista por iniciativa propia. Felicitaciones Doña María por tan maravillosa adquisición y tanto talento innato.

     La cena fue amena, buscando poder compartir una noche de charla y comunión para llenar ese vacío de tiempo que en la sala de armas muchas veces nos quita nuestro ritmo de vida moderno frenético y feroz. Es una oportunidad para juntarnos alumnos de la Sala de Armas de ambas clases y estrechar lazos, compartir ideas y risas con el resto de la agrupación.

Ahora, comienza la cuenta regresiva para la Cena de Fin de Año, que todos esperan ansiosamente por sus sorpresas y actividades especiales. ¿Qué novedades habrá este año?

Semper Fidelis!
Sir Martin Farhill
Portavoz de Peregrinus Albus