martes, 12 de abril de 2011

Reseña sobre el Primer Encuentro de los Ciclos Audiovisuales del Peregrino

 
 

  Siempre dijimos en nuestros talleres que es tan importante la practica regular de esgrima como profundizar en el conocimiento sobre los factores que influyeron a que esta disciplina sea como es. Pues es una realidad que las técnicas, tácticas y equipamiento de combate variaban demasiado de región a región y más aun a medida que pasaba el tiempo. Es así, que el caballero del siglo X es muy distinto al del siglo XII, y a su vez, el caballero Inglés difiere enormemente del Germano. Cuando hablamos de esgrima medieval europeo, hablamos de una disciplina que involucra un sin fin de diferentes culturas en un territorio muy próximo uno con otro; que a su vez, ha evolucionado reinventándose a si mismo siglo tras siglo.



    Los Encuentros Audiovisuales del Peregrino buscan justamente dar validez y veracidad a nuestras actividades. Este conocimiento nos permite poder entender la mentalidad de los hombres de aquella época, fabricar un equipo de mayor realismo histórico y por sobre todas las cosas entender los motivos por los cuáles los maestros de armas desarrollaron esta disciplina en cada una de sus formas. Siguiendo este objetivo, creo hemos dado un gran paso. Si hay una frase en la que hemos coincidido la mayoría de los presentes es que todo lo que nos había enseñado la escuela fue erróneo, o insuficiente en el mejor de los casos. Todos nos sorprendimos por ver que tan lejana era nuestra imágen sobre el medioevo y sus caballeros.



    La opinión general sobre el material seleccionado fue muy positiva, lo que nos resultó muy agradable como recompensa al esfuerzo por encontrar fuentes reconocidas en el ambiente, didácticas y consistentes. No siempre es fácil o hay disponibilidad de material sobre el tópico deseado, por lo que se requiere de muchas horas de investigación. La mayoría desconoce el tiempo y el trabajo que involucra llevar a cabo cada empresa en la que nos aventuramos; que si bien nos entregamos desinteresadamente a la tarea, siempre es satisfactorio el reconocimiento.


    Estas reuniones no simbolizan solamente un encuentro cultural, son también un medio para compartir opiniones, deseos y aspiraciones. Sin pensarlo, el debate final se convirtió en una charla de amigos acercando a estos hermanos de armas a sentir al menos un poco lo que debía ser aquella sensación de hermandad. Tal vez no estábamos en torno a un fogón nocturno luego de un laborioso día de campaña. Pero todos tenemos nuestras actividades cotidianas, y al menos yo puedo afirmar que percibí ese respiro de estar entre hermanos distendiéndome. Hoy en muchos lugares se habla de política, economía o el espectáculo; en aquellos días tal vez se hablara de la guerra, sus oficios o la religión. Más allá de todo, distanciándonos mil años de historia con auqellas personas, nos unen las charlas sobre la sociedad. Hoy, los recordamos a ellos, sabiendo que esas memorias son las que dieron forma al mundo moderno.


    No quiero terminar este artículo sin antes agradecer la presencia de todos nuestros miembros, pero especialmente a nuestro orador invitado el Dux Eomer del Chastel Pelerin. Como padrinos de nuestro grupo, mentores y amigos de la casa siempre es un honor contar con su apoyo, compañía y conocimientos. Para todos ellos, Hereditatem Tradimus!



Semper Fidelis!
Sir Martin Farhill
Portavoz de Peregrinus Albus