martes, 5 de octubre de 2010

Reseña sobre Nuestra Muestra "Emboscada en el Camino"

Aunque el preaviso fue breve, trabajamos arduamente durante estas últimas dos semanas para terminar todos los prepatativos para la muestra. Fue la primera experiencia en conjunto con nuestros primeros Peregrinos, que se esforzaron tanto como nosotros y por lo cual estamos enormemente agradecidos.


    La oportunidad de presentarnos invitados por la Secretaría de Cultura de la Facultad de Ingeniería de la UBA en el edificio gótico de su Sede de Las Heras y Pueyrredón nos encandiló con la magia del lugar, que nos cobijaba bajo una escenografía fascinante. Estamos honrados de poder ser parte de sus ciclos culturales, a los que los invitamos a informarse y participar. 

    En esta oportunidad, buscamos dar un giro a lo que el público está acostumbrado a esperar de Peregrinus Albus y permitirles vivir la experiencia de viajar en el tiempo a un banquete medieval. Allí, el señor de las tierras solicitó a su juglar que contara una historia para sus invitados, pero no cualquier historia. Una real; Que sirviera de ejemplo para los nobles de su tierra. Es así, que el juglar comenzó a elaborar en sus pensamientos la historia de cómo los caballeros de su señor evitaron que los bandidos capturaran a una dama para pedir rescate. 


     Los invitamos a probar diferentes platos dulces que preparamos en base a recetas medievales que llegaron a nosotros de diferentes libros de los maestros de cocina de las cortes europeas. Cocinamos artesanalmente en esta ocación budines medievales, pan de jengibre, tartas de peras, manzanas, dátiles e higos y masitas dulces. Todas ellas respetando las recetas originales.


    El público presente colaboró entonces en diseñar esta historia, aportando ideas y discutiendo con nuestro juglar cuál debía ser la actitud del caballero frente a la situación que se le presentaba. Peregrinus realizó una muestra de esgrima, pero por sobre todo, de tácticas de trabajo en conjunto tanto para los bandidos como para el caballero y su escudero. De esta forma, junto al público presente exploramos cómo se enfrentaba la superioridad numérica a la habilidad de armas y cómo el miedo engendrado por los bandidos combatía los códigos férreos del caballero. 


    Como en cada oportunidad que se presenta para compartir con uds, agradecemmos y disfrutamos que se conviertan en una parte vital de las presentaciones. Estos debates que se generan en base a las situaciones que les planteamos se vuelven sumamente enriquecedores tanto para el público que aprende sobre diferentes factores del esgrima y la vida en guerra del Medioevo como para nosotros que encontramos nuevos tópicos sobre los cuales crear las muestras.

    Los invitamos a escribirnos a peregrinusalbus@gmail.com para compartir con nosotros sus inquietudes y deseos sobre temas a explorar en próximas presentaciones.


Semper Fidelis!

Sir Martin Farhill

Portavoz de Peregrinus Albus